Thursday, November 27, 2008

LA GRATITUD DEL GENERAL JOSÉ ANTONIO PÁEZ


Elaborado en 1841 por Carmelo Fernández (sobrino de José Antonio Páez) 0,20 x 0,125


En 1813, un catalán avecinado en Guanare, Juan Rafarte, le salvó la vida al General Páez. Este no olvidó nuca aquel gesto del oficial realista, y más tarde la demostró su gratitud, intercediendo por él, como se puede leer en el documento que sigue. “El Centauro del Llano”, como todas las almas grandes y nobles, era agradecido.

Departamento de Venezuela.- Comandancia General.-Cuartel General en Maracay, enero 9 de 1824.

Señor Secretario del Interior:

En la ciudad de Guanare de este Departamento está avecinado el señor Juan Rafarte, oriundo de Cataluña. Hasta la rendición de Maracaibo permaneció bajo las banderas de su Gobierno, y bajo la garantía de la capitulación regreso a Guanare a ponerse a la cabeza de sus intereses y su casa que poseía desde los primeros años de su juventud.

Como por el decreto de expulsión de los españoles desafectos fue intimado a desocupar el país, quiero hacer al Gobierno una ligera observación fundada en el mismo decreto de expulsión. En uno de de sus artículos excluye a los que hayan hecho servicios notorios a la patria. El catalán Rafarte me tomó de la mano del cadalso en que me pusieron los españoles el año 1813, me restituyo la vida y me entregó a la Patria; por consiguiente, si mis servicios a ella son importantes, esos son los ha hecho el señor Rafarte, esos son los que yo alego en su favor, y esos son los que la gratitud me obliga a conservar en mi corazón y a publicarlos como un testimonio de mi reconocimiento.

Si el Gobierno quiere ver a un tiempo mismo con ojos benignos y justos este informe, yo me atrevo además a darle el nombre de recomendación muy particular, apoyándola con los servicios que he hecho en mi patria, aunque no han llevado otro interés que el amor a ella. Sírvase pues, V.S. pedir a mi nombre al Gobierno una declaratoria honrosa a favor del señor Rafarte, y el permiso para residir en Colombia bajo la garantía de sus leyes.

Dios guarde a V.S

José A. Páez

Demostraba así el héroe de las Queseras del medio su gratitud a quien le había salvado la vida, magnanimidad y nobleza de alma con este gesto hacia un realista enemigos en el campo de batalla peo hermanos en el campo del honor.
Referencia:
Manuel Pérez Vila: Pulso en la historia, la Gratitud del General Páez, en “El Nacional”, Caracas 11 de noviembre de 1971.

Labels: , ,

1 Comments:

At April 30, 2010 at 9:38 AM , Blogger zandra perez said...

En Maracay existe un cuartel con su nombre, inaugurado en 1930 por el general Juan Vicente Gómez. En
historiasdemaracay.blogspot.com puede observar algunas fotografias actuales y el decreto de su creacion.
atte.,zandra perez contreras

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home