Thursday, July 19, 2012

El odio al General (y III) General José Antonio Páez

http://www.laprensademonagas.info/Articulo.aspx?s=20&aid=92194#Escena_1


1865 - General José Antonio Páez.  Litografia de  P.Hass (0,53 x 0, 43)

Tomado de:


- 18/07/2012

"Simón Bolívar a José Antonio Páez: Quien puede reemplazarme sino usted"
Carlos Ferrer

Contrario a lo que escuchamos en las alocuciones presidenciales, en múltiples oportunidades, tanto Bolívar como Páez se volcaron en elogios y mutuo respeto, lo cual demuestra la inexactitud de las afirmaciones del primer mandatario.

Continuemos revisando las cartas y declaraciones de nuestros héroes para demostrar sus buenas relaciones. El 8 de agosto de 1826, en plena Cosiata (ver artículo precedente) y restituido Páez en su cargo, El Libertador le escribió a este: "Los elementos del mal se han desarrollado visiblemente"… "Algunos de los del Congreso (Cúcuta) han pretendido destruir a sus libertadores…".Esto por la pretensión de los congresistas de juzgar injustamente al llanero. Y sigue El Libertador: "A mis ojos la ruina de Colombia está consumada desde el día en que usted fue llamado por el Congreso".

Se aprecia cómo Bolívar defendía la decisión tomada por Páez. El Libertador ratificaría su respaldo al llanero, cuando el 1 de enero de 1827, en Puerto Cabello, en su última visita a Venezuela, lo mantiene como Jefe Superior de Venezuela, interesado como estaba Bolívar en la reforma de la Constitución de Cúcuta. Dos días más tarde afirma: "El General Páez ha salvado la República, y lejos de ser culpable es el salvador de la Patria".

Bolívar estaba en Venezuela procedente de Perú a instancias del llanero y el día 4, en Naguanagua (hoy Carabobo) un fraternal abrazo ratificaba sus buenas relaciones y donde: "Haciéndonos una cruz con nuestros dedos hemos jurado no dividirnos jamás y marchar unidos para hacer la dicha de la República y la gloria de Venezuela", afirmaba Páez en carta enviada a Miguel Guerrero. De allí partieron rumbo a Caracas, donde el día 10 llegaron bajo aclamaciones.

Fue la última visita de Bolívar a Venezuela. La municipalidad caraqueña les brindó una recepción a su llegada y allí El Libertador escenificó una importante demostración de aprecio hacia el General en Jefe José Antonio Páez, cuando le regaló su espada. Este emocionado declaró: "Conciudadanos, la espada de Bolívar está en mis manos: Por vosotros y por él iré con ella a la eternidad". El 9 de abril de ese año Páez le propuso a Bolívar salir del país, a lo cual El Libertador responde: "De ningún modo, usted es utilísimo en Venezuela". "Quién puede reemplazarme sino usted". "En Bogotá se me está persiguiendo por mi conducta en Venezuela, Santander es mi mayor enemigo y yo he roto enteramente con él…".

Se corrobora una vez más la amistad y confianza entre estos jefes militares. Un año después, Bolívar a Páez: "No me canso de alabar el tino con que usted está obrando para salvar ese país (Venezuela) de la anarquía"… "Por mi parte doy a usted las gracias…". Bolívar justificó la separación de Venezuela y Colombia, porque: "Todos sabemos que la reunión de la Nueva Granada existe ligada únicamente por mi autoridad…". "Mientras teníamos que continuar la guerra parecía y casi se puede decir que fue conveniente la creación de la República de Colombia (Nueva Granada y Venezuela)…". "Últimamente, España misma ha dejado de amenazarnos, lo que ha confirmado mas y mas que la reunión no es ya necesaria…".

Por fin, una asamblea de notables se reunió en el Templo de San Francisco en Caracas, pronunciándose por la separación. Bolívar insistía con Páez y el 12 de diciembre de 1829, le propone que acepte la presidencia de Colombia y que él se retiraría del mando. "En este caso tendría Colombia dos grandes apoyos: el gobierno sería tan fuerte como el ejército y ambos se apoyarían mutuamente…". 

Pero irreversiblemente el 1 de enero de 1830 fue un hecho la disolución. El 30 de abril de 1842, siendo Páez Presidente de Venezuela, el Congreso a instancias de éste expatria los restos de Bolívar, los cuales llegan a Caracas en diciembre de ese año, decretándose además 8 días de luto. Fue el último acto sublime de Páez para con El Libertador. Examinada esta breve exposición, ¿se justifica el odio contra el General Páez?
 




Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home