Sunday, June 12, 2011

Desentrañando el mito del padre de la patria

http://llanerodigital.net/blogs/post/643

1863 - General José Antonio Páez Fotografia  Anónima  de 0,255 x 0,20


Tomado de:

Con este, título el Historiador Saul Godoy Gómez, ha bautizado un escrito que de seguidas leeremos. Se inicia así un Foro donde tenemos la más democrática forma de comunicación que ha creado el Hombre, la red. Están todos invitados, especialmente los ciudadano venezolanos y colombianos, ¿quién es el verdadero Padre de la Patria Venezuela? Te registras como Nuevo Usuario, arriba y a la derecha. Y adelante.

El origen de una nación tiene mucho que ver con los actos de la creación del mundo en las religiones, estructuras tan complejas como las naciones necesitan de unos mitos fundacionales, con sus propios Adán y Eva, con su paraíso, con la caída y la redención. Los mitos arcaicos a decir de Carl Jung, son maneras imaginarias de nuestro propio momento de la creación, son las narrativas definitorias de cuando entramos a la existencia.


En una religión secular como sería el culto al Estado, como expresión  superior del existir en sociedad tal y como Hegel llegó a expresarlo,  los fundadores de un Estado o Nación ocupan el lugar de privilegio en el panteón de los dioses, volviendo a Jung, el mito de los héroes es casi una necesidad cultural de los pueblos, sus hazañas, errores y sacrificios marcan de manera contundente el carácter y la psiquis de la gente por no decir nada de las instituciones y del destino del  colectivo.

A pesar de que estos mitos fundacionales se basan en la historia, esta es manipulable y conducida por los intereses dominantes para acertar unos hechos sobre otros, para darles mayor importancia a uno personajes y relegar a otros, al punto que, la interpretación de la historia puede ser direccionada y tergiversada para cumplir con los deseos de la clase dominante, o quienes manejan el poder.

Cuando los hechos históricos son tan distantes de la actualidad como cuando nace una nación, la pista documental puede ser obviada, cambiada (la perdida y rescate de documentos es una variable  importante), pero sobre todo, interpretada de acuerdo a los intereses del momento, los historiadores pueden oscurecer como alumbrar ese rastro documental y marcar las tendencias, que si son lo suficientemente fuertes y repetidas, pueden convertirse en la versión oficial de la historia, que no siempre es la verdad verdadera, y menos en nuestros días, cuando el revisionismo, las interpretaciones
 alternativas, los nuevos hallazgos y las múltiples visiones de los hechos históricos imponen cambios importantes.

 La historia de Venezuela vive un momento importante y definitivo en su devenir, en primer lugar hay un serio cuestionamiento sobre la historia oficial del país que se ha hecho una narración de héroes y  hechos militares, un discurso de aventuras y episodios extraordinarios que alejan de manera definitiva a nuestras figuras señeras del común de la población, casi que un folletín de superhéroes que se nos antojan carentes de humanidad y civilidad.

Segundo, la intensa presión que ha sometido a la historia del país el llamado Movimiento Bolivariano Revolucionario Socialista del siglo XXI para imponer a trocha y mocha una versión interesada e ideologizada de  la Gran Patria Bolivariana, que no es otra cosa que el movimiento integracionista latinoamericano, pero visto por los ojos del  comunismo.

Tercero, tuvimos la gran suerte de que nuestras universidades habían  evolucionado a la formación de historiadores con nuevas herramientas críticas, provenientes principalmente por los movimientos del neo-marxismo, del posmodernismo y del estructuralismo, que instauraron una corriente positivista y con mayor rigor documental que hiso de la  historia un instrumento mucho más científico y referencial, capaz de estudiar grandes episodios de la historia, desmontando cada una de sus partes y encontrándole nuevos sentidos y aproximaciones.

Cuarto, pero no menos importante, el influjo personal y mediático de un presidente como Hugo Chávez Frías, para el cual se ha convertido en cruzada la imposición de su persona como eslabón vinculante entre el  pasado glorioso de nuestro país y la modernidad, al punto de haber  querido dividir la historia de Venezuela en antes y después de él.

Lector desordenado e historiador amateur, ha sido la pretensión de Chávez dividir el país entre cuarta y quinta república, entre bolivarianos y traidores, entre revolucionarios y capitalistas imperialistas, sus profanaciones a la tumba de Bolívar, la incautación de los archivos históricos de la nación, el manejo discrecional que hace de la historia para convertirla en “socialista” y su falta de pudor para verse y creerse el hijo de Bolívar y el nuevo padre de la  nueva patria, lo convierten en un factor perturbador importante de nuestra historia.

El culto a la figura de Bolívar como Padre de la Patria ha tenido su máxima expresión como figura popular en estos últimos doce años de gobierno socialista, el supuesto pensamiento de Bolívar ha sido  recogido incluso por la Constitución Nacional como guía fundamental,  la figura del hasta ahora, máxima figura histórica de Venezuela y  Latinoamérica, se ha degradado y manipulado de tal manera que ya no se sabe en realidad que fue y que no dijo Bolívar, el grado de saturación mediática de la figura y pensamiento de Bolívar ha sido de tal  calibre, que ya existen sectores de la población en franca aversión con la figura del prócer.

Nosotros, intelectuales, historiadores, patriotas y admiradores de la  figura del General José Antonio Páez, aprovechamos esta coyuntura para  lanzar el siguiente blog informativo y de discusión para el público  del mundo entero, para poner en su justa perspectiva la figura y pensamiento del verdadero padre fundador de Venezuela que no fue otro que el General Páez, el guerrero, el estadista, el magistrado, el político que hiso posible que nuestro país naciera, se consolidara  forjara su carácter en medio de difíciles circunstancias.

Páez se lleva los lauros del guerrero invencible de los llanos de Venezuela, sus estrategias y hazañas todavía son estudiadas en las  escuelas de guerra de todo el mundo, fue él y no Bolívar quien llevaba  sus tropas al fragor de la batalla y las decidía a fuerza de puro coraje e inteligencia. 

 Páez ha sido eclipsado por la figura descollante de Bolívar, quien  claramente es el favorito de los movimientos anti-imperialistas y  revolucionarios de nuestro continente, por interese oscuros y  bastardos le han otorgado al Libertador la paternidad de nuestra  República cuando sabemos que claramente no fue así, y es lo que vamos a probar en este foro, que entre otras cosas limpiará el nombre de  Páez tan vapuleado por el actual régimen.

 José Antonio Páez ha llegado a representar un pensamiento a  contracorriente del de Bolívar, su acción política habla de una manera de entender el país radicalmente diferente, menos idealista y más próximo a la realidad democrática, civil, liberal clásica y de  libertades individuales que impulsó desde la infancia del país,  marcándolo para siempre.

 Le invitamos pues para que nos acompañen en este descubrimiento de uno de los nombres más importantes en el Partenón de los héroes americanos, a uno de los más descollantes políticos y hombres de Estado que haya parido esta tierra de gracia.
Autor: Eduardo López Sandoval - Post creado: 11-06-2011 1:12pm

Modificado: 11-06-2011 1:24pm - Por: Eduardo López Sandoval

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home